La máquina de la confianza – Parte 5: La crisis existencial de las DLT, tokenomics y mana

559

Diseñando la capa de confianza de las humanidades para el mundo digital

Mientras que los últimos posts de esta serie de blogs explicaron las ideas detrás de la solución para el próximo evento del Coordicide en IOTA, este post no va a explicar cómo se prevé que funcionen las cosas en IOTA, sino que va a hablar de un marco alternativo para los tokenomics que propuse hace casi 3 años y que considero que es superior.

Actualmente estamos discutiendo internamente si y cómo podemos evaluar mejor la viabilidad de las ideas propuestas, pero el resultado de estas discusiones / una decisión está todavía pendiente.

Por lo tanto, esta entrada del blog no sólo tiene el propósito de presentar estas ideas a un público más amplio, sino también de proporcionar una base más coherente y concisa para nuestros debates internos.

Situación actual

Si observamos el espacio DLT en la actualidad, vemos que casi todos los proyectos utilizan tarifas para determinar la prioridad de las transacciones en una situación de congestión.

La razón por la que este modelo tiene tanto éxito es porque:

  • es fácil de entender e implementar (cola de prioridad simple)
  • se ajusta a las leyes económicas fundamentales (oferta/demanda dinámica = precio dinámico)
  • proporciona incentivos (los usuarios pagan a los validadores)
  • permite los contratos inteligentes.

Los contratos inteligentes requieren tarifas debido al problema del halting, que esencialmente afirma que es imposible predecir si un programa completo de Turing se detendría (sin ejecutarlo) y cuándo lo haría.

Sin un recurso como el gas que se puede consumir en cada paso de la ejecución, los usuarios podrían desplegar el siguiente contrato inteligente que se ejecutaría para siempre, mientras que un sistema basado en tarifas simplemente cancelaría la ejecución una vez que se agote el gas:

while(true) {
doSomethingHeavy()
}

Pero los beneficios de los sistemas basados en tarifas se extienden incluso a casos de uso reales como DeFi, donde ciertos actores como los operadores de arbitraje necesitan poder comprar prioridad para reequilibrar los pools tan rápido como sea posible así los usuarios siempre reciben los precios más precisos del mercado.

Nota: Considero que los sistemas basados en tarifas son la solución óptima porque modelan directamente la dinámica del mercado.

Transacciones sin tarifas en otros proyectos

Ha habido varios intentos de implementar las transacciones sin fees en otros proyectos, pero son:

  • insostenibles (como Hathor, que simplemente sustituye las tasas por una inflación sin límites y la correspondiente ponzinomía)
  • sólo pueden ofrecer transacciones sin comisiones porque la red no está congestionada y ofrece una utilidad limitada (como las actuales IOTA y Nano)
    o han roto completamente la tokenómica y la usabilidad (como EOS).

Hasta ahora, ningún sistema sin tarifas ha logrado obtener una tracción significativa en el espacio y creo que la razón es porque parecen ser inferiores cuando se trata de su usabilidad / capacidades tecnológicas (simplemente porque ignoran la dinámica del mercado en torno al espacio de bloques).

Entender los problemas de los sistemas de pago

Teniendo en cuenta todas las ventajas de los sistemas basados en fees o tarifas, deberíamos preguntarnos si realmente tiene sentido sustituir un sistema tan sencillo y eficiente por algo completamente diferente o si no deberíamos centrarnos en solucionar los problemas que vemos en los sistemas basados en fees, en su lugar.

Nunca he visto un análisis del espacio de problemas de los sistemas que se basan en tarifas y, sin ese análisis, parece casi imposible diseñar un sistema mejor porque ni siquiera está claro qué significa mejor.

Diferentes visiones

De hecho, creo que gran parte del desacuerdo dentro de la Fundación IOTA respecto a este tema es el resultado de que algunas personas tienen visiones diferentes.

Mi visión no es la de idear algo completamente diferente que espero que supere por arte de magia la dinámica del mercado (que ha demostrado funcionar durante decenas de miles de años), sino la de tomar el modelo más exitoso que ha demostrado funcionar y resolver todos sus inconvenientes (los que pueden ser razonablemente resueltos).

En consecuencia, quiero empezar por trazar el espacio del problema y discutir todas las propiedades indeseables que actualmente veo en los sistemas tradicionales basados en las comisiones.

Las comisiones crean un dust innecesario

En cuanto la comisión por mover los fondos sea mayor que el saldo de los usuarios, sus fondos se convierten en dust o polvo y, en el peor de los casos (si las comisiones siguen siendo altas), no pueden volver a moverse.

Teniendo en cuenta que una de las visiones de las criptodivisas era bancarizar a los no bancarizados, esto parece una propiedad muy poco deseable, especialmente para los poseedores más pequeños.

Las tasas desincentivan el uso

Dado que cada uso de la red cuesta una parte de las tenencias, muchos usuarios prefieren hodlear sus monedas en lugar de interactuar en la red.

Esto no sólo reduce el compromiso con la tecnología, sino que también crea una situación en la que sólo se llevan a cabo actividades que podrían producir un beneficio (como las DeFi).

El problema de la creación de una red de apoyo (Bootstrapping)

Dado que la única forma de crear tokenomics sostenibles proviene de la demanda de espacio de bloques, los sistemas basados en tarifas tienen un problema de arranque mientras la red no se utiliza por completo.

Para resolver este problema, las DLT tienden a repartir recompensas en forma de inflación para incentivar a los primeros validadores. El hecho de que esta inflación no se promocione como una devaluación de la oferta de tokens existente, sino más bien como una recompensa o forma pasiva de ingresos, tiene características de ponzi.

En Bitcoin, por ejemplo, sólo el 1% de las recompensas de los bloques son pagadas por comisiones. El cómo Bitcoin planea mantener su seguridad una vez que las recompensas de bloque desaparezcan es una pregunta abierta.

Suministro imprevisible de tokens

Pero incluso los ecosistemas maduros como ETH que han pasado a un modelo de minteo/quema más sostenible en el que los usuarios queman los fees y los validadores mintean nuevos tokens, están mostrando algunas propiedades indeseables como un suministro de tokens no predecible que depende del uso de la red (lo que hace probable que las tasas de minteo y quema deban ajustarse en el futuro).

Nota: Esto no es deseable porque queremos crear una red con la menor sobrecarga de gobernanza posible.

Falta de incentivos

Actualmente, la mayoría de las DLT incentivan los siguientes dos comportamientos:

  • los usuarios asignan el peso de sus fondos a un validador de confianza (recompensas de Staking)
  • los validadores aseguran la red mediante estados periódicas (recompensas por bloque).

Este es el conjunto mínimo de incentivos para crear una DLT segura, pero actualmente no hay incentivos para que los usuarios:

  • participen directamente / dirijan sus propios nodos (con un ID propio)
  • sólo hodleen tokens.

Por supuesto, el último punto está cubierto indirectamente por las recompensas de staking, pero hay un gran número de usuarios que no pueden participar del staking (por ejemplo, debido a razones regulatorias o porque simplemente no tienen suficientes fondos).

Precios dinámicos

Otro “problema” de los sistemas basados en comisiones que se expresa a menudo en los debates es el hecho de que el precio para ejecutar una transacción cambia con el tiempo.

Aunque entiendo y estoy de acuerdo en que esto es un problema para la experiencia de usuario, creo que este es el único problema que nunca podrá ser resuelto (sin sharding) simplemente porque es el resultado de una ley económica muy fundamental.

La ausencia de fees no significa que sea gratis

Los críticos del paradigma fee-less suelen asumir que ser fee-less significa ofrecer transacciones gratuitas, lo que violaría el último punto, pero esa no es mi forma de entender la visión de IOTA.

Las transacciones en IOTA no son gratuitas, pero en lugar de quemar partes de los tokens que tiene el usuario, quemamos un recurso secundario (actualmente energía en forma de PoW) que permite a los usuarios interactuar repetidamente con la red sin perder sus fondos.

El PoW ha funcionado razonablemente bien al proporcionar un acuerdo de importancia, pero también tiene algunas propiedades que no queremos:

  • desperdicia energía
  • conduce a las carreras de minería (ventaja para los ASICS y FPGAs)
  • disminuye la experiencia del usuario (hace que la emisión de transacciones sea más lenta)
  • no puede utilizarse directamente como sustituto del gas en los contratos inteligentes L1
  • no puede proporcionar incentivos

Por esta misma razón, nos gustaría reemplazar este mecanismo de quema de energía con algo más que idealmente también sea capaz de proporcionar la tokenómica necesaria para el éxito de IOTA.

Definiendo la visión

En lugar de intentar proporcionar transacciones gratuitas (lo que parece imposible), deberíamos intentar construir un sistema

  • en el que los fondos no se conviertan en polvo (dust)
  • que permita a los usuarios interactuar repetidamente con la red sin perder sus tokens
  • que no tenga el problema del bootstrapping (tokenomía sostenible)
  • que tenga un suministro de tokens limitado (un dinero más duro / mejor ancla de confianza que incluso Bitcoin)
  • que proporciona incentivos adicionales para la participación directa y la posesión de tokens

No puedo pensar en ningún problema adicional de los sistemas basados en fees y este parece ser el único conjunto razonable de mejoras que son realistamente alcanzables.

El problema mayor de las DLTs

Aunque hasta ahora sólo hemos hablado de los problemas de los sistemas basados en fees también quiero hablar de otro problema mucho más fundamental al que se enfrenta el espacio y que me gustaría resolver.

Las DLT son inútiles

Esta afirmación puede sonar un poco rara viniendo de un investigador de DLT, pero si miramos la historia de la contabilidad

  • contabilidad de partida simple (10000 a.C.): el surgimiento de las primeras civilizaciones
  • contabilidad de doble entrada (1494): el renacimiento, la industrialización y la era de la información
  • contabilidad de triple entrada (2008): una cuenta de ahorros descentralizada

entonces resulta bastante obvio que el impacto de las DLT en la sociedad ha sido hasta ahora extremadamente limitado.

Por supuesto, hemos asistido a una enorme afluencia de dinero, pero esto fue impulsado principalmente por la visión de una tecnología revolucionaria que pronto transformaría el mundo.

Sin embargo, a pesar de sus 14 años de existencia, el espacio parece seguir luchando por definir una propuesta de valor clara que vaya más allá de proporcionar un vehículo de inversión con el beneficio ideológico de la confianza distribuida. Ya existían formas digitales de dinero en efectivo (por ejemplo, PayPal) y a menudo eran incluso más fáciles y baratas de utilizar.

Si la única mejora con respecto a la tecnología existente es el hecho de que los usuarios pueden mantener los fondos fuera del alcance de los gobiernos y los reguladores, es comprensible que el espacio se enfrente a un número creciente de críticas.

Incluso me atrevería a decir que

El espacio DLT está sufriendo una crisis existencial cuando se trata de su legitimidad percibida.

La aplicación asesina de las DLT

Teniendo en cuenta la importancia de este problema, quiero empezar las partes restantes de esta entrada de blog con la formulación de lo que creo que es la aplicación asesina de las DLT que las convertirá por sí solas en una de las piezas de software más valiosas e importantes de este planeta.

La mayor innovación de las DLT es la solución del problema de la protección Sybil en un entorno abierto y sin permisos, y la consiguiente solidez del protocolo frente a los atacantes.

Nuestra infraestructura web2 tradicional carece por completo de este tipo de protección.

  • Los ataques DDOS sólo son posibles porque los servidores sobrecargados no tienen forma de diferenciar entre usuarios reales y atacantes.
  • El spam por correo electrónico sólo es posible porque los spammers pueden crear una cantidad casi infinita de direcciones a coste cero.
  • Los CAPTCHA sólo son necesarios porque los servidores web no podrían distinguir entre usuarios reales y bots maliciosos.

¿Qué pasaría si pudiéramos ampliar las capacidades técnicas de las DLT para no sólo proporcionar protección Sybil al propio protocolo, sino también a la web2 y al resto del mundo?

Creo que la aplicación asesina que el espacio DLT ha estado buscando, va a ser:

DIDs autogestionados, longevos y con protección Sybil para la web2 y el mundo para asegurar y endurecer nuestra infraestructura informática existente y simplificar la interacción con el mundo digital.

Curiosamente, no soy la única persona que ha afirmado recientemente que los DID son la aplicación asesina. De hecho, Jack Dorsey acaba de anunciar su visión de web5 (una combinación de web3 y web2) en la que web3 proporciona identidades autogestionadas para web2

Fuente: Web5 Deck

Comparto en gran medida su punto de vista, pero sin una ventaja añadida como la denominada protección Sybil, lo más probable es que esta idea no sea lo suficientemente atractiva como para atraer un gran número de adopciones en el mundo real.

Ledger basado en la identidad

Para hacer posible el caso de uso nombrado de proporcionar una percepción de identidades protegidas contra ataques Sybil, primero tenemos que ser capaces de rastrear estas identidades junto con sus correspondientes metadatos y reputación.

A diferencia de un ledger basado en cuentas, que tiene un equivalente natural a las identidades, un ledger basado en UTXO carece de este concepto.

Sin embargo, es bastante trivial modelar un ledger basado en cuentas sobre uno basado en UTXO y ya lo estamos haciendo con nuestras salidas de alias, que son salidas con un ID único y persistente que son capaces de desbloquear otras salidas (las salidas de alias representan un estado identificable y no forkeable).

En lugar de llamar a estos outputs, outputs o salidas alias, probablemente deberíamos renombrarlas como outputs de identidad y convertirlas en nuestro mecanismo principal para interactuar con el ledger.

Esto no sólo nos daría una forma común de indexar el ledger (todos los outputs son propiedad de una identidad), sino que también lo haría conceptualmente más fácil de entender para los humanos (incluyendo la capacidad de utilizar libretas de direcciones – esencialmente combinamos los beneficios de los ledgers basados en cuentas y en UTXO).

La razón por la que llamo a estas salidas outputs de identidad en lugar de outputs de cuenta es porque me imagino que tienen algunas diferencias muy importantes en comparación con las cuentas planas tradicionales en un ledger basado en cuentas:

  1. Deberían tener un compromiso con el hash de un documento DID que contenga eventualmente credenciales verificadas existentes asociadas a este DID (DID consagrado).
  2. Deben ser capaces de apuntar a una identidad padre (parent) opcional, permitiéndonos construir estructuras jerárquicas con sub-identidades y control de acceso de grano fino (piensa en árboles y bosques de directorio activo).
  3. Deberían tener un ledger privado de tokens basado en la identidad, que sólo pueden ser quemados, pero nunca transferidos o intercambiados a una identidad diferente.

Tokens basados en la identidad (tokens vinculados al alma – Soul Bond Tokens)

Para las personas que siguen activamente el espacio, este último punto puede sonar familiar ya que Vitalik Buterin publicó recientemente un documento sobre una idea muy similar de tokens vinculados al alma (SBT).

Tengo que admitir que no soy el mayor fan de la palabra alma, ya que no refleja correctamente el hecho de que la gente controlará múltiples identidades (es decir, una que representa su persona en línea y otra que representa su yo en el mundo real).

Dado que esta idea particular de maná tiene más de 3 años y estoy acostumbrado a llamarlos identidades y fichas basadas en la identidad, seguiré utilizando estos términos.

Pero independientemente de la denominación, un número creciente de personas espera que este tema se convierta en la próxima gran cosa y, en el contexto de la historia de la contabilidad, tiene mucho sentido que la tecnología sólo se vuelva valiosa una vez que se empiece a utilizar para gestionar las actividades en la sociedad:

Problemas con el documento de Vitalik

El mayor problema que veo con el documento de Vitalik y las ideas correspondientes es que siguen siendo bastante vagas. En particular, la ausencia de algún tipo de consenso social en torno a lo que significarían estos tokens de reputación, parece ser problemática.

Si tengo un token de pepino en mi cuenta, ¿significa que me gusta comer pepinos, que he cultivado el pepino más grande de mi pueblo o algo completamente diferente?

Estoy de acuerdo en que este tipo de token son un concepto extremadamente poderoso, ya que permiten establecer identidades duraderas con una reputación, pero sin una comprensión común de lo que significa esta reputación, no es inmediatamente útil.

Mana

Aquí es donde entra en juego el mana, que será el token central ligado a la identidad que será utilizado por todos como recurso para la tokenómica en el ecosistema IOTA.

Generación de mana

El recurso que genera maná es el propio token de IOTA, y cada token genera 1 mana por unidad de tiempo.

Cada vez que un usuario mueve fondos, la transacción correspondiente genera una cantidad de maná que es igual a los fondos movidos multiplicados por el tiempo, los tokens permanecieron estáticos:

maná generado = cantidad de tokens * tiempo de permanencia

El gasto de los tokens actúa como prueba de propiedad y permite al emisor decidir qué identidad debe recibir las recompensas de maná generadas, lo que en consecuencia conduce a un aumento de su saldo de mana.

El mana como reputación

Dado que el mana es un token basado en la identidad, ya no se puede mover una vez que se ha comprometido a una identidad.

Esto lo convierte en un vector de reputación que mide directamente la cantidad de contribución de los actores individuales con respecto al acto de poseer tokens:

  • 10 tokens mantenidos durante 2 unidades de tiempo generan 20 de mana.
  • 4 tokens retenidos durante 5 unidades de tiempo generan 20 de mana.
  • 20 tokens mantenidos durante 1 unidad de tiempo generan 20 de mana.

Cuantos más tokens posea un actor y cuanto más tiempo las tenga, más mana recibirá.

Para convertir el mana en un verdadero sistema de reputación, donde la reputación es difícil de ganar (cuesta dinero y tiempo) pero fácil de perder, añadimos otro pequeño ajuste:

Permitimos que los usuarios definan condiciones en sus transacciones que, en caso de ser violadas, les harían perder toda su reputación.

Poder poner la reputación de uno como rescate permite algunos trucos interesantes de la teoría del juego para los protocolos fuera de la cadena en el contexto de los pagos fuera de línea y los canales de pago, pero este será un tema para un blog posterior.

Quema de mana

La aplicación del mana a nuestro control de la congestión es relativamente sencilla: En lugar de quemar un recurso real como la energía en PoW y favorecer a los actores que más han quemado, simplemente pasamos a quemar un recurso virtual (mana).

Nota: Si la red no está congestionada, es posible utilizarla sin maná, ya que en lugar de inflarla, la red se alimenta de utilidad (transacciones totalmente gratuitas).

El mana como sustituto del gas

Dado que el mana es ahora un recurso virtual con un balance concreto, podemos utilizarlo como sustituto del gas en los contratos inteligentes de la capa 1.

Mana para la gobernanza on-chain

Una diferencia importante entre el mana y el staking es que lo poseen directamente los usuarios del sistema y no se delega.

Esto significa que puede utilizarse para la gobernanza on-chain, donde los actores honestos que han contribuido más y durante más tiempo al ecosistema tienen mayores saldos.

La presencia de un factor temporal es especialmente interesante porque impide que los actores que controlan momentáneamente la mayoría de los tokens se hagan con el control de la red (por ejemplo, cuando Binance se hizo con el control de Steem porque más del 50% de los tokens residían temporalmente en su exchange): la red se fortalece con el tiempo.

Manadrops

En el ecosistema DeFi, es muy común el arranque de nuevos proyectos mediante el lanzamiento de tokens de gobernanza a los usuarios.

Uno de los mayores problemas a la hora de distribuir estos tokens es decidir quién debe recibirlos. El vector mana de IOTA, que mide directamente la cantidad de contribución de todos los usuarios a la capa1, permitiría esquemas de distribución completamente nuevos:

  • distribuir tokens a los n mayores poseedores
  • distribuir tokens de forma proporcional a las posesiones de mana
  • distribuir tokens en base a una lotería ponderada

Esto no sólo amplía el alcance de los proyectos en cuanto a su posible base de usuarios (sin abrirse a ejércitos de bots), sino que también crearía un enorme incentivo para que la gente compre IOTA ahora y participe directamente para poder establecer su DID y calificar para los airdrops que se pueden esperar dentro del ecosistema.

El mana como moneda para otras aplicaciones (economía del mana)

Pero el mana no tiene por qué limitarse a la capa base. También puede utilizarse como protección sibilina para otras aplicaciones.

Un ejemplo sería el servicio de nombres de IOTA, donde podríamos requerir una cierta cantidad de mana quemado por cada dominio registrado (para evitar que la gente registre una gran cantidad de dominios a la vez).

Esto, en última instancia, maximiza la acumulación de valor para la capa base, ya que los correspondientes saldos de maná de los usuarios son un concepto global que resulta útil incluso para proyectos de la capa 2 completamente independientes que puedan decidir establecerse en IOTA.

El maná como protección Sybil para el mundo real

Si IOTA se adoptara de forma generalizada, sería posible, por ejemplo, aceptar sólo correos electrónicos de actores con un saldo mínimo de mana. Los spammers lo tendrían muy difícil para luchar contra esta protección, ya que se necesita mucho tiempo para construir su reputación, pero una sola entrada en un firewall para bloquearlos.

La creación de un ejército de bots con una determinada cantidad de mana es teóricamente posible, pero costosa, y los proveedores de infraestructura podrían simplemente aumentar ligeramente el umbral mínimo de mana para excluir de nuevo a estos actores.

Otros posibles casos de uso:

  • proporcionar acceso a zonas de lujo en, por ejemplo, los aeropuertos (identificar a las personas adineradas)
  • proteger las votaciones en línea de los ejércitos de bots
  • limitar el número de personas que pueden inscribirse en eventos en línea
  • protección DDOS a través de la priorización de las solicitudes de los actores ordenados por su saldo de mana

Mercado de maná / tokenomics

Los actores que necesitan más mana del que generan necesitan comprar mana (o rendimiento) en un mercado secundario (utilizando IOTA como moneda).

Dado que el mana no se puede mover entre identidades, la única forma de comprar mana es comprando directamente los derechos de pledging a los poseedores de tokens.

Nota: Probablemente deberíamos crear un tipo de output consagrado que permita a la gente realizar sin problemas este tipo de transacciones (comprar maná sin pledgear) en la cadena de la misma manera que la gente es capaz de comprar directamente gas a los mineros en ETH.

Los usuarios que no quieran tocar el mana, sino sólo utilizar la red, pueden, por supuesto, alquilar el acceso a la infraestructura y el rendimiento de los proveedores de servicios que revenden su propio mana, de forma similar a lo que ocurre con Infura en ETH.

La capacidad de vender rendimiento o mana a actores externos que superen su propia cuota permitirá, en última instancia, que los titulares de tokens obtengan un ingreso pasivo.

Esto es muy similar a un sistema basado en tarifas en el que lo que tiene valor es el espacio de los bloques y todos los que necesitan un rendimiento adicional se convierten en compradores externos.

Superar el problema del bootstrapping

Dado que las recompensas se pagan en cuotas de rendimiento en lugar de tokens IOTA quemados, no estamos utilizando la ponzinomía (economía ponzi) para incentivar a la gente desde el principio.

En lugar de subvencionar la red inicial con una inflación adicional para compensar la falta de demanda, simplemente damos a los usuarios la posibilidad de guardar su cuota no utilizada y utilizarla/venderla más tarde cuando la demanda sea mayor.

En el momento en que la red genere suficiente demanda de espacio de bloques, los primeros usuarios que hayan participado en el ecosistema durante mucho tiempo tendrán naturalmente más mana que los actores recién incorporados y, en consecuencia, podrán obtener mayores recompensas revendiéndolo (creando un efecto de red similar al de otras redes).

Los fondos ya no se convierten en polvo

Otra característica muy interesante de este modelo de mana es el hecho de que los fondos ya no se convierten en polvo.

Veamos una red imaginaria que puede procesar exactamente 1 transacción al día y en la que dos actores compiten por el rendimiento (Alice controla 1 ficha y Bob controla 3 tokens):

                      Mana Viejo     Ingreso      Gastado      Mana Nuevo 
Día1 (Alice / Bob):     0 / 0         1 / 3        (1) / 2       1 / 1
Día2 (Alice / Bob):     1 / 1         1 / 3        (2) / 3       2 / 1
Día3 (Alice / Bob):     2 / 1         1 / 3        (3) / 4       3 / 0
Día4 (Alice / Bob):     3 / 0         1 / 3         4 / (3)      0 / 3

Alice siempre puja por la totalidad de su mana, pero pujar constantemente por ella (los txs fallidos obtienen el reembolso de su mana) se convierte en algo prohibitivo, ya que en algún momento los fees quemados superan a los ingresos y, en consecuencia, el día 4 Alice podrá mover sus fondos.

Hay una garantía matemática de que podrá mover sus fondos sin perder tokens.

Los usuarios pueden interactuar repetidamente con la red

Dado que el mana es un recurso que vuelve a crecer, los usuarios pueden interactuar repetidamente con la red sin tener que pagar tokens IOTA por cada transacción (a menos que quieran utilizar la red más a menudo de lo que su cuota de rendimiento permite).

Las identidades como NFT definitivas

Los NFTs han sido un gran tema en el espacio DLT pero su valor es subjetivo – las identidades también son únicas pero en IOTA tienen un valor objetivo.

Dado que los nodos siempre tendrán consenso sobre la identidad con más mana y considerando que estas identidades pueden incluso ser transmitidas por generaciones, es una pregunta abierta cómo de valiosas podrían llegar a ser como el último símbolo de estatus/coleccionable.

Nota: También es posible minar identidades caras con un determinado hash.

Mana boost

Hasta ahora sólo hemos incentivado el acto de poseer tokens y la participación directa, pero como se ha mencionado anteriormente, necesitamos incentivar también los dos siguientes comportamientos para tener una DLT segura:

  • los usuarios asignan el peso de sus fondos a un validador de confianza (recompensas de Staking)
  • los validadores aseguran la red mediante declaraciones periódicas (recompensas de bloqueo).

En ausencia de estas dos recompensas, los usuarios no actualizarían el peso de sus tokens cuando un validador se desconectara o los validadores simplemente no harían ninguna declaración para asegurar la red.

Para resolver este problema, sugiero utilizar simplemente un sistema tradicional de proof of stake, pero en lugar de repartir inflación, los usuarios recibirían un cierto porcentaje de aumento de sus recompensas de mana generadas.

Esto significa que los usuarios que utilicen sus fondos para asegurar la red recibirán una recompensa mayor que los demás, lo que debería crear los mismos incentivos que en los sistemas tradicionales de proof of stake, en los que las recompensas sólo son valiosas porque existe una demanda de espacio de bloques excedente y las correspondientes posibilidades de vender el exceso de rendimiento a compradores externos.

Conclusión

Hemos diseñado un sistema que, en mi opinión, mejora objetivamente el modelo más exitoso de la tokenómica en el espacio, e incluso si asumimos que todavía podría mejorarse, ya sería extremadamente valioso.

Curiosamente, funciona de forma muy parecida a las últimas iteraciones de las ideas de mint / burn usadas por por ejemplo por ETH pero en lugar de usar la moneda base como tarifa, usamos un derivado de la moneda base (mana) y rastreamos estos saldos como un token con identidad.

Esto no sólo resuelve todos los problemas discutidos, sino que también nos permite proporcionar una narrativa convincente para el propósito del mundo real de las DLT.

En lugar de rastrear los activos, la función principal de las DLTs será rastrear las identidades autogestionadas, lo que, curiosamente, resuena muy bien con la idea de utilizar las identidades del mundo real para asegurar la DLT (pero se hablará de ello en una entrada posterior del blog).

TLDR

Así que vamos a resumir las ideas de esta entrada del blog en unas pocas frases:

  • Poseer IOTA es como ser dueño de un pedazo de tierra virtual que crece mana de acuerdo a su tamaño.
  • El mana se utiliza como moneda para interactuar con el ecosistema.
  • Stakear sus fondos para asegurar la red aumentará la producción de mana de su pedazo de tierra (% exacto TBD).
  • El balance de mana de los actores puede ser utilizado para los airdrops, gobernanza on-chain y como una forma de protección Sybil para el mundo real / web2.
  • La demanda de espacio en los bloques permitirá a la gente vender el exceso de mana para obtener una forma pasiva de ingresos una vez que la red esté totalmente utilizada.
Teniendo en cuenta la similitud de los principios propuestos con los sistemas tradicionales basados en tarifas, asumo que esto probablemente funcionaría muy bien pero, lamentablemente, no tenemos ninguna investigación o simulación porque decidimos seguir una línea de pensamiento diferente al principio cuando no estaba del todo claro, todavía, cómo acabaría funcionando todo el protocolo.
Nota: Cualquiera que esté interesado en los algoritmos relacionados con estas ideas puede revisar la siguiente rama donde comencé a implementar el planificador para esta forma de tokenómica que resulta ser muy simple.

Comentarios

comentarios

pasarela de pagos con criptomonedas