Ford analiza datos de movilidad pero la escalabilidad será de IOTA

162
pasarela de pagos con criptomonedas

Ford tiene un atractivo proyecto que visualizará conflictos de movilidad, pero la escalabilidad será de IOTA en un futuro cercano. No existe ninguna cooperación directa entre IOTA y Ford, sin embargo trabajan por separados en asuntos comunes.

Si bien es cierto que con la tecnología bloackchain se pueden hacer desarrollos interesantes, una vez que la IOTA este lista otra historia será. Dentro del mundo de la industria automotriz IOTA ha hecho interesantes relaciones con la alemana Bosch. En noviembre de 2018 el fabricante de ingeniería y electrónica se ha asociado con IOTA. Integró un nuevo dispositivo de recolección de datos de Internet de los objetos con el mercado descentralizado de datos IOTA.

Puedes leer: La fianza histórica impuesta al oscuro apóstol de la Luz del Mundo

El Cross Domain Development Kit de Bosch es una «una plataforma programable de dispositivos sensores y de IoT. El dispositivo combina varias tecnologías de sensores, almacenamiento de datos y redes. Los usuarios con diferentes niveles de experiencia en programación pueden recolectar datos en tiempo real y venderlos al IOTA Marketplace.

La escalabilidad será de IOTA

El consorcio que lidera Ford para el análisis de datos de movilidad requerirá de una especial escalabilidad. Sobre ese particular IOTA tiene recientes buenas noticias. IOTA solucionó en la práctica el “trilema” DLT de escalabilidad, seguridad y descentralización. Sin embargo notificó que se someterá a una revisión de un ente independiente. La escalabilidad será de IOTA irá a la “prueba del ácido”.

La red IOTA es de gran interés mundial precisamente debido a su enfoque. Es por eso que la Fundación anunció en su Blog sobre una subvención para el análisis de seguridad. Se trata de una nueva colaboración con el grupo de investigación SPRITZ de la Universidad de Padua.

la escalabilidad será de IOTA - IOTA Hispano

Ford está desarrollando, junto con otras instituciones, una herramienta digital de seguridad vial. El fin de predecir posibles puntos conflictivos y facilitar información a autoridades dirigidas a la prevención de accidentes de tráfico.

Aquí es donde cobran relevancia los datos y de allí que la escalabilidad será de IOTA en términos proactivos. Esta herramienta basada en datos analizará la información de vehículos conectados. Obtendrá información de sensores inteligentes de carretera y datos de las autoridades locales. La idea es predecir las ubicaciones probables y las posibles causas de puntos conflictivos de seguridad vial.

Puedes leer: IOT: Un mundo sin comisiones y sensores sin baterías

La data recolectada permitirá a las autoridades municipales adoptar medidas preventivas. La misión es evaluar los puntos de mayores riesgos para los ciudadanos en las carreteras y cruces.

El consorcio está integrado por Vivacity Labs, Oxfordshire Country Council y la Universidad de Loughborough, con el apoyo de Transport for London y la financiación de la agencia de innovación del Gobierno británico, Innovate UK, y el Departamento de Negocios, Energía y Estrategia Industrial del Reino Unido.

Un ejército de vehículos

El número de transacciones M2M que se llevarán a cabo en el proyecto de Ford será extraordinario. Sin embargo no hay angustias porque pronto la escalabilidad será de IOTA. El trabajo de verificación que llevará la reputación de IOTA a la cúspide está en ejecucisón. Ha sido titulado «Validación de la seguridad y eficiencia del Protocolo de Consenso de la IOTA 2.0».

En el proyecto de Ford que recién comenzará, hasta 700 turismos y vehículos comerciales se conectarán voluntariamente. Las zonas de prueba serán Oxfordshire y Londres. Se detallarán datos como el uso del pedal del freno o del acelerador. Se mirarán las cifras en torno al ángulo del volante. Todo será recolectado por más de 25 sensores inteligentes.

Estos sensores de carretera emplean algoritmos de aprendizaje automático. Detectan incidentes de proximidad y son capaces de analizar patrones de movimiento. Clasificará los casos por usuarios vulnerables de la carretera como ciclistas y peatones. También hará tags para vehículos no conectados.

Puedes leer: ¿IOTA tiene un rastro en la nube GAIA-X de manera indirecta?

La escalabilidad será de IOTA tarde o temprano debido a la velocidad y la latencia con la que cuenta IOTA. En el caso de Ford, los datos y el análisis a partir de la información recabada se utilizarán para seguir probando y desarrollando el algoritmo y la herramienta digital de seguridad vial en un producto comercial escalable que beneficie a las ciudades y a los ciudadanos de todo el mundo. El consorcio también tratará de encontrar otras aplicaciones del mundo real para la predicción de la seguridad vial.

Comentarios

comentarios