Frank Schwab desea que IOTA se concentre en pagos y el volumen de M2M/IoT

118
pasarela de pagos con criptomonedas

Frank Schwab es cofundador del Foro FinTech de Frankfurt. Él está convencido que la era de las máquinas ha comenzado. Lo que significa M2M para los sistemas de pago, bancos y PSP. Quien es miembro del Consejo de Administración del Banco Internacional del Golfo en Bahrein cree que la IOTA es una plataforma prometedora para los pagos eficientes M2M.

El especialista sabe que hay varios proyectos interesantes de ecosistemas de la IOTA y solicitudes de patentes de rápido crecimiento. Opina que la moneda criptográfica IOTA sigue siendo una inversión muy arriesgada, pero con un gran potencial. Él tiene una recomendación para la fundación IOTA: Centrarse en un objetivo. Y no es más que abordar proyectos y actividades que sigan el crecimiento de los pagos y volúmenes de M2M/IoT.

Puedes leer: IOTA es parte de un cross-chain patentado por la Universidad Xi’an Jiaotong

Frank Schwab es miembro del Comité Asesor de Riesgos de PayU en Amsterdam e inversor en divisas criptográficas. Sus principales intereses son las nuevas ideas, la creatividad, la innovación, la tecnología y la banca.

En un reciente ensayo aseguró un dato que está en plena evolución. Durante muchos años ha habido considerablemente más máquinas que personas en esta tierra. “Hay más de 20 mil millones de máquinas conectadas a Internet”, aseguró.

Frank Schwab y la IOTA

Una imagen de la cotidianidad del M2M nos lo brindó Frank Schwab en su reciente ensayo publicado por finanzmagazin.de. Las máquinas llevan tiempo hablando entre ellas. Los sistemas de alarma notifican a la policía en caso de robo. Las alarmas de incendio a los bomberos o los dispositivos de presión sanguínea a los servicios médicos de emergencia.

“Nuestros débitos directos por alquiler, nuestras suscripciones a Netflix y nuestros costos de electricidad también debitan independientemente cantidades fijas o variables de nuestras cuentas o tarjetas de crédito sobre una base mensual”.

Frank Schwab colocó además en consideraqción a Amazon Dash Replenishment. Es la primera plataforma que permite a nuestras impresoras reordenar independientemente el tóner. Hizo analogía con las lavadoras que compran nuevos polvos de lavar. En ninguno de los casos hay intervención humana.

Puedes leer: Esta es la estrategia de un virólogo alemán para acortar cuarentenas

“Esto también se conoce como el ‘Internet de las cosas’ (IoT). Para 2025, habrá cuatro veces más máquinas interconectadas que personas. Por lo tanto, la era de las máquinas ya ha comenzado. Pero estamos sólo al principio de estos desarrollos”.

Tecnología IOTA como ejemplo

Un ejemplo destacado de esto es la IOTA. Frank Schwab ha sido un observador tenaz y oportuno. La IOTA se ha fijado el objetivo de conectar el IoT con datos seguros y el intercambio de valores. Quien fuera Director de Innovación del Deutsche Bank  tiene una información interesante. Según coinmarketcap.com, la MIOTA tiene una capitalización de mercado de más de mil millones de dólares americanos.

“Desde un punto de vista puramente técnico, la IOTA no es una aplicación de cadena de bloques, sino la llamada IOTA Tangle – un gráfico acíclico dirigido. La IOTA tampoco está completamente descentralizada. Los desarrollos actuales quieren hacer la plataforma de la IOTA completamente descentralizada. Sin embargo, la IOTA contiene elementos básicos bien conocidos para las futuras plataformas bancarias. Implica el software de nodos para la operación distribuida. A su vez un software de billetera para la custodia de activos (MIOTA). Se suman herramientas de desarrollo para la creación de aplicaciones y un ecosistema para organizar y ampliar la comunidad”.

Actualmente, la IOTA no incurre en ningún costo de transacción, lo que la hace ideal para los pagos M2M. Esto obviamente ya ha inspirado a algunas empresas nuevas y departamentos de investigación de grandes compañías para desarrollar nuevas soluciones basadas en la IOTA.

Un proyecto prometedor en la fase inicial del ecosistema de la IOTA es Espiota. El equipo alemán de Espoita está desarrollando un dispositivo de micropago que se especializa en recibir y enviar IOTA para obtener un control completo sobre el tiempo y el consumo de energía de los dispositivos.

Jaguar Land Rover también está desarrollando prototipos con IOTA. Los conductores que compartan datos sobre baches y atascos, por ejemplo, serán recompensados con fichas IOTA. También se puede organizar el uso compartido del coche con la IOTA. Y una billetera IOTA conectada al vehículo puede pagar multas de aparcamiento, o recargar la batería de forma completamente automática.

Puedes leer: Las monedas de colores de IOTA son herramientas lúdicas

Frank Schwab también habló del innovador proyecto «Sociedad2» está trabajando en la próxima generación de medios sociales descentralizados. Entre las características principales figuran la protección de la privacidad, la propiedad de los datos personales y la identidad digital. Al hacerlo, Society2 extiende la plataforma IOTA para que sirva como una caja de herramientas para las funciones estándar de los medios sociales.

 

Comentarios

comentarios