Crecen las transacciones en la IOT para ganar en salubridad

110
pasarela de pagos con criptomonedas

La pandemia del coronavirus ha hecho que la comunidad científica y tecnológica se mueva en sentido positivo. Atacar a la enfermedad con innovación obliga a la creación de dispositivos para ganar salubridad. Es así que crecen las transacciones en la IOT, una industria que ya es un escudo para la salud social.

La Fundación IOTA mantiene activo su interés en el marco de la Internet de las Cosas. Y es precisamente sobre sus playas es donde desea desembarcar como su estándar. En medio de la crisis sanitaria mundial IOTA sigue con su proyecto.

Uno de sus más importantes aportes ha sido el pasaporte “Selv”. El documento nació en un Hackathon; es una creación de Dentons y la Fundación IOTA. Selv es un pasaporte digital de salud se basa en la tecnología de IOTA “Distributed Ledger”. Fue diseñado por la Fundación IOTA, con el bufete multinacional Dentons contribuyendo con su experiencia legal. Es un documento DLT para lidiar con la pandemia.

Puedes leer: Weiss Ratings se disculpó con IOTA por difundir datos erróneos

El pasaporte sanitario digital tiene por objeto permitir a las personas volver al trabajo. También desplazarse a través de las fronteras a pesar de la pandemia de COVID-19. La aplicación es gratuita, accesible para todos en todo el mundo. Además cumple con el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea (GDPR) y es segura. La aplicación es de código abierto y proporciona un sistema descentralizado para la gestión mundial de los datos de salud.

Crecen las transacciones en la IOT

Más allá de lo que realiza la Fundación IOTA, crecen las transacciones en la IOT en otras empresas. Y es precisamente la vuelta a la normalidad lo que está motivando la innovación. En el portal IOT Evolution encontramos varios datos de lo que en la actualidad hace la industria.

Si bien la infraestructura digital no es la cura para COVID-19, está ayudando al mundo a afrontarla de muchas maneras.  Cada vez más, gobiernos, empresas, sector de la salud e incluso el sector de educación están utilizando IOT. Se combina con la inteligencia artificial (IA) para luchar de manera autónoma contra los efectos de la pandemia a medida que ésta continúa propagándose a nivel mundial.

De acuerdo a Keysight Technologies, crecen las transacciones en la IOT. Nos referimos a una compañía estadounidense que fabrica equipos y software de prueba y medición electrónica. Es tesis de Keysight  que decenas de miles de millones de dispositivos de IoT actualmente nos rodean. Estos aparato seguirá seguirán proliferando por lo que crecen las transacciones en la IOT.

Puedes leer: Neuralink, el chip de Elon Musk que fusiona cerebro y ordenador

Los ingenieros y fabricantes de dispositivos se enfrentarán a un desafío considerable al diseñar y probar estos dispositivos. El nuevo nivel de complejidad en el diseño, las pruebas, la validación y la implementación de seguridad requiere las 5C: conectividad, conformidad, cumplimiento, coexistencia y ciberseguridad.

El Internet de las cosas lo cambia todo

Con miras a realizar un inventario, mencionaremos algunos dispositivos por los que crecen las transacciones en la IOT.

Wearables

En muchos lugares de trabajo se utilizan dispositivos portátiles para la localización de contactos. Con ellos además se vigilancia de la salud del personal médico y de los pacientes. Un dispositivo de rastreo de contactos incluye un rastreo pasivo de localización GPS y sensores de proximidad alimentados por Bluetooth. También conectividad de banda ultra ancha, una batería recargable y una evolución a largo plazo (LTE) incorporada.

Drones de asistencia

En el esfuerzo sin precedentes por reducir el contacto entre humanos, los drones están ayudando. Previenen la propagación de la enfermedad. Los drones son la forma más segura de llevar suministros médicos y alimentos a lugares con altos índices de infección. Con ellos se pueden vigilar las zonas de cuarentena para detectar movimientos y congregaciones de personas. Tienen la versatilidad de realizar exploraciones térmicas para controlar la temperatura corporal de las personas en un lugar específico.

Biosensores ópticos

Debido a que la COVID-19 es una enfermedad respiratoria, la calidad del aire es una preocupación importante durante la pandemia. Con la entrada de la tecnología crecen las transacciones en la IOT. El objetivo es detener la propagación del virus, que la gente puede contraer a través del aire o las superficies. Las partículas dañinas como el coronavirus son tan pequeñas que podrían pasar por los filtros tradicionales de HVAC. Los espacios públicos concurridos pueden utilizar un nuevo biosensor óptico para medir la concentración del virus en el ambiente en tiempo real.

Puedes leer: Amazon Alexa puede informar a “viva voz” sobre su saldo IOTA en Trinity

Pago sin contacto

Muchos países siguen estando atrasados en la adopción de sistemas de pago sin contacto. Prefieren utilizar efectivo y tarjetas de débito/crédito, a pesar de la revolución de los pagos digitales. El pago sin contacto existe desde hace tiempo. China aplicó ampliamente los pagos móviles sin contacto incluso antes de la pandemia y por delante de países desarrollados como el Reino Unido y los Estados Unidos. Las tecnologías inalámbricas, como la comunicación de campo cercano y Bluetooth®, están permitiendo enormes oportunidades en el espacio de los pagos sin contacto.

Comentarios

comentarios