Una respuesta al reglamento de transferencia de fondos

242

Una carta abierta a la Comisión Europea, al Parlamento Europeo y al Consejo de la Unión Europea

El 28 de abril de 2022 van a comenzar las reuniones de triálogo sobre el Reglamento de Transferencia de Fondos (TOFR) entre la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE. Aunque la Fundación IOTA está totalmente alineada con el objetivo del TOFR de combatir el blanqueo de dinero, nos preocupan algunas normas del reglamento que equivaldrían a una prohibición de hecho de las billeteras no alojados o non-custodial y causarían un grave daño a la economía de las máquinas y a la industria europea de las criptomonedas. Por lo tanto, le pedimos que apoye nuestra causa compartiendo esta carta y rellenando la hoja de respuesta que está vinculada a este blogpost.


Estimados responsables de la regulación,

La Fundación IOTA apoya plenamente los objetivos de la Unión Europea y del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) de luchar contra el blanqueo de dinero y prevenir la financiación del terrorismo y otros delitos. Estamos de acuerdo con estos objetivos que están en el centro de la propuesta de Reglamento de Transferencia de Fondos (TOFR).

Dicho esto, creemos que la legislación propuesta para el TOFR puede afectar críticamente a la economía de las máquinas que representamos, si obstaculiza el uso y el desarrollo de servicios que implican billleteras no alojadas* o non-custodial. En esta carta abierta, examinamos las partes de la legislación propuesta que afectan a los billeteras no alojadas y su capacidad para interactuar con los proveedores de criptoactivos (CASP), ya que estos componentes son esenciales para la economía de las máquinas; y pedimos a los reguladores que exploren alternativas para alcanzar nuestros objetivos compartidos de transparencia y seguridad.

Explicaremos por qué el actual borrador del Reglamento de Transferencia de Fondos equivale a una prohibición de hecho de las billeteras no alojadas y señalaremos la importancia de las billeteras no alojadas para la economía de las máquinas (I). A continuación, (II) describiremos el impacto que tendrían ciertas disposiciones de la actual versión comprometida del PE en toda la industria criptográfica europea. Por último, (III) mostraremos por qué el enfoque regulatorio de las Directrices del GAFI es el único camino viable, centrándose en cambio en una verificación de los distintos actores de una transacción en un enfoque legalmente aplicable y basado en el riesgo para comprobar las transacciones individuales.

I) Los monederos no alojados son esenciales para la economía de las máquinas
El número de dispositivos conectados ha aumentado drásticamente en las últimas décadas y se estima que alcanzará los 75.000 millones en 2025. Desde los sensores en las carreteras, en los coches o en los equipos industriales; hasta las soluciones de identidad digital, las aplicaciones de atención sanitaria y la energía verde, entre otras, el mundo está cada vez más conectado, lo que abre la puerta a la llamada economía de las máquinas tokenizadas.

En la economía de las máquinas, las máquinas inteligentes conectadas son participantes autónomos del mercado. Pueden intercambiar de forma autónoma servicios, fondos, bienes y datos. En el futuro, cada máquina estará equipada con su propio monedero o billetera no alojado, lo que le permitirá interactuar de forma independiente con los sensores y las redes para lograr una economía de máquinas eficiente y escalable. Las ventajas de que las máquinas intercambien automáticamente fichas y datos directamente entre ellas o a través de los CASP son monumentales.

Por ejemplo, un coche equipado con su propio monedero alojado transaría automáticamente tokens con un parquímetro equipado con su propio monedero no alojado para pagar el aparcamiento o intercambiar tokens en una bolsa para poder pagar servicios en una nueva red o territorio. Los monederos no alojados permiten que estas microtransacciones se produzcan de forma rápida, sin costes adicionales y sin que les afecte el volumen de transacciones que se realicen.
II) Regulación maximalista de los monederos no alojados: El impacto perjudicial de los cambios propuestos en la economía de las máquinas y en la industria europea de las criptomonedas
Estamos alarmados de que las directrices del GAFI puedan ser transpuestas excesivamente en la UE. La posición del Parlamento Europeo requiere que los CASP verifiquen tanto el originador como el beneficiario de cada transacción con monederos no alojados, a pesar de que un monedero no alojado no puede constituir una entidad legalmente obligada. Operativamente, esto es imposible, especialmente para las máquinas.

Además, nos preocupa que los requisitos de información propuestos para las transacciones con monederos no alojados de más de 1.000 euros se conviertan en una carga administrativa inmanejable para las autoridades nacionales competentes, además de tener una utilidad operativa limitada.

En última instancia, la posición actual del Parlamento Europeo hará que los pagos entre máquinas y CASP sean innecesariamente lentos y costosos, socavando el desarrollo de nuevos casos de uso en la economía de las máquinas en la UE. Otras jurisdicciones pueden ganar con la pérdida de la Unión Europea.

Otro ejemplo es el comercio automatizado de energía en el contexto de las energías renovables, en el que los consumidores se convierten en productores de energía. En el futuro, los contadores inteligentes y otros dispositivos comprarían y venderían automáticamente energía en nombre de sus propietarios. Estas máquinas inteligentes se basarían en carteras no alojadas o non-custodial capaces de realizar transacciones de gran volumen a gran escala, ya que los precios fluctúan en función de la oferta y la demanda. Miles de millones de máquinas y sensores inteligentes interactuarían entre sí directamente o a través de mercados automatizados. Cualquier retraso causado por un intermediario que tenga que verificar la identidad de los participantes en el mercado para cada microtransacción impediría el uso de esta nueva tecnología. Para apoyar los objetivos climáticos europeos (en el marco del Plan de Objetivos Climáticos 2030) y el desarrollo de nuevas soluciones técnicas en la economía de las máquinas, la UE necesita una regulación que considere adecuadamente el amplio uso de los monederos no alojados.
III) Solución: Un enfoque basado en el riesgo en línea con las directrices del GAFI
La Fundación IOTA está plenamente comprometida con la lucha contra el blanqueo de capitales. Reconocemos los esfuerzos de la Comisión, el Consejo y el Parlamento Europeo por reconocer la particular naturaleza tecnológica de las transferencias en criptoactivos, y por diferenciar el perfil de riesgo de estas transferencias del dinero electrónico. En este sentido, creemos que las transacciones entre monederos no alojados y alojados deberían entrar en el ámbito de aplicación de las normas de PBC/FT, reconociendo al mismo tiempo que los monederos no alojados no son entidades obligadas. Este tratamiento normativo es coherente con las Directrices del GAFI y su enfoque basado en el riesgo.

Por lo tanto, nuestras sugerencias son las siguientes:

Los CASP, como entidades obligadas, deberían ser el eje de la lucha contra el blanqueo de capitales. El control de las sanciones y la supervisión de las transacciones sospechosas ya forman parte de su ámbito de actuación. Tienen la posibilidad y los medios para garantizar el escrutinio de las transacciones de criptomonedas en relación con sus propios clientes. Creemos que la propuesta de la Comisión, así como el mandato de negociación del Consejo de la UE para TOFR, reflejan fielmente esta realidad.
La propuesta inicial del Reglamento de Transferencia de Fondos publicada por la Comisión Europea sugería una exención de minimis para las transferencias inferiores a 1000 euros. Esta exención también está en consonancia con las Directrices del GAFI y es el enfoque mejor y más viable para los micropagos por máquinas.
Dos dimensiones específicas de los libros de contabilidad distribuidos, a saber, (i) su capacidad para crear un registro inmutable y públicamente visible de cada transacción y (ii) su capacidad para apoyar el desarrollo de aplicaciones financieras descentralizadas, deben ser evaluadas más a fondo, y aprovechadas, en la lucha de la Unión Europea contra el blanqueo de capitales. Por lo tanto, apoyamos la inclusión de una cláusula de revisión (nuevo artículo 30 bis), y creemos que esta cláusula debería incluir como punto adicional: “evaluar los usos de la tecnología de libro mayor descentralizado en la lucha contra el LA/FT”. A medida que las herramientas tecnológicas superan la forma actual de hacer frente al LA/FT, también deben evolucionar las herramientas para combatirlo.
Por lo tanto, animamos a otras partes interesadas en la DLT, ya sean proyectos de criptografía, universidades, investigadores, proveedores de servicios o similares, a unirse a nosotros y firmar esta carta abierta aquí. Creemos firmemente que una ley justa es la única base para avanzar juntos.


*Una “cartera no alojada” es una billetera o wallet criptográfica en la que el usuario tiene el control de las claves privadas o públicas que le permiten alojar, enviar y recibir criptomonedas.

Carta original de la Fundación IOTA: https://blog.iota.org/a-response-to-the-transfer-of-funds-regulation/

Comentarios

comentarios

pasarela de pagos con criptomonedas