Preocupaciones sobre la IoT que IOTA desea resolver

71
pasarela de pagos con criptomonedas

La Fundación IOTA tiene centradas sus energías en resolver las preocupaciones sobre la IoT que tiene la industria. Todos están convencidos que la Internet de las Cosas será la huella de la Cuarta revolución industrial. Esto implica a máquinas haciendo transacciones con máquinas y un nuevo modo de producción que cambiará al campo laboral.

Todo el esfuerzo de la IOTA 1.5 y su prueba de 1.000 TPS es una solución que aguarda la industria. Desarrollar una estrategia de escalamiento para la IoT es una necesidad. El asunto es que por millares se agregan dispositivos IoT en los procesos productivos. Esto genera un miedo debido a que no se sabe pueden ser controlables y útiles a nivel de datos.

Puedes leer: Bosch Sensortec quiere dispositivos longevos para la IoT

Desde la Fundación IOTA se está seguro de la firmeza del camino trazado. Las preocupaciones sobre la IoT serán despejadas por especialistas. La solución de IOTA al “trilema” DLT de escalabilidad, seguridad y descentralización tendrá una revisión de un ente independiente. La red IOTA es de gran interés mundial precisamente debido a su enfoque. Es por eso que la Fundación anunció en su Blog sobre una subvención para el análisis de seguridad. Se trata de una nueva colaboración con el grupo de investigación SPRITZ de la Universidad de Padua.

Lo que tiene entre manos el equipo de SPRITZ no es cosa menuda. Ellos validarán la solidez de las bases la economía del Internet de las Cosas (IoT).  El Coordicide proporcionará el mecanismo descentralizado para asegurar la red IOTA. Con esta actualización, IOTA será el primer DLT que resuelva los tres problemas fundamentales de la tecnología Blockchain: tarifas altas, escalabilidad y centralización. La solución de IOTA al “trilema”.

Preocupaciones sobre la IoT

Muchos analistas tienen conocimiento de lo que se desarrolla desde IOTA en términos de conectividad. Aaron Hurst un tecnófilo con amplias credenciales en las áreas de IoT y M2M tiene unas perspectiva. Él asegura que escalar las redes de IoT de manera efectiva puede ser más fácil de decir que de hacer. Su enfoque precisa que tener más dispositivos conlleva más conectividad. Pero existe el peligro de encontrar problemas de latencia, así como de seguridad. Además, está el servicio que se está entregando a los clientes a considerar.

Puedes leer: La manzana de Newton nunca le cayó en la cabeza

Aaron Hurst se apoyó en otro experto para exponer sus preocupaciones sobre la IoT. Citó a Pilgrim Beart, CEO de DevicePilot :

«Por experiencia, a medida que comienza el verdadero escalamiento – típicamente en alrededor de 1.000 dispositivos desplegados – los proveedores se topan con una pared de ladrillos al darse cuenta repentinamente de que no tienen ni las herramientas ni los procesos para responder ni siquiera a las preguntas básicas sobre el estado de sus dispositivos y clientes, como por ejemplo: ‘¿Estoy realmente proporcionando un buen servicio?'».

Miedo a no tener respuestas

Desde la Fundación IOTA estamos trabajando para desaparecer el miedo de la industria IoT a no tener respuestas. Las preocupaciones sobre la IoT mantiene ocupados a muchos en múltiples frentes de trabajo. El terror a no tener en las manos la solución al tema de la escalabilidad aterra a la industria. Es así que los expertos fuera de IOTA se hallen nerviosos.

«La mayoría de las veces la respuesta al tema de la escalabilidad es “no lo sé”. Eso es lo que ha encontrado en su trabajo Aaron Hurst. “El mundo real se enfrenta a que la calidad de la prestación de servicios en curso se ha pasado por alto en favor del desarrollo de productos, lo que crea enormes problemas a la hora de escalar”.

Pilgrim Beart, CEO de DevicePilot, precisó frente a dilemas que existe un comportamiento típico ante las preocupaciones sobre la IoT. «Una vez que se considera que el producto está listo, los proveedores de servicios empiezan a escalar. Asimismo hacen promesas a los clientes. Además esas ofertas pueden llegar a adquirir un carácter contractual. Si tienen éxito, de repente tienen muchos miles de dispositivos en la naturaleza, recogiendo datos”.

Andamos casi a pie

En la actualidad las cosas no han cambiado mucho, precisa el entrevistado de Aaron Hurst. «Las hojas de cálculo y la capacidad intelectual aún se usan para supervisar los dispositivos. Esas herramientas se ven completamente desbordadas. Es así que el proveedor no tiene ni idea de lo que está sucediendo en sus dispositivos. Y las preocupaciones sobre la IoT aumentan. ¿Cuál es el tiempo de funcionamiento y el uso del dispositivo? ¿Cuántos son defectuosos? ¿Están capturando los datos correctos?

“Sin una vigilancia efectiva de sus dispositivos, los proveedores no pueden responder a estas preguntas. Esto rara vez está en la mente cuando se desarrollan productos de IoT, pero hace que el escalamiento sea una pesadilla».

La promesa de IOTA

En términos de escalabilidad y con miras a desvanecer las preocupaciones sobre la IoT, IOTA ordenó un trabajo. Los especialistas de la Universidad de Padua que harán la prueba del ácido a nuestra solución del “trilema” ofrecen varias perspectivas.

Puedes leer: La Identidad Digital en el mundo IoT y la visión de IOTA

“Proporcionaremos informe detallado que consiste en la validación de la seguridad del Coordicida contra varias amenazas conocidas y posiblemente desconocidas. También evaluaremos si el diseño de IOTA 2.0 puede proporcionar un cierto grado de equidad y heterogeneidad, permitiendo que los nodos con recursos limitados, como los dispositivos de IOTA, participen equitativamente en la red. Por último, verificaremos el protocolo de consenso con respecto a un conjunto esencial de propiedades (como la ausencia de estancamiento, la capacidad de llegar a un consenso, la seguridad contra la sobrescritura de los mensajes propuestos y la adición de transacciones no válidas, y la seguridad contra los ataques de censura) en el marco del Coordicidio”.

Comentarios

comentarios