CarrIOTA: tu banco personal basado en IOTA

61
pasarela de pagos con criptomonedas

Imagen: El término «CarrIOTA» ha sido acuñado hace algún tiempo en el Slack de IOTA para referir a 100 mIOTA (100 millones de IOTA).

Por Roman Semko

En la medida en que comenzamos a trabajar en una nueva generación de un administrador de criptomonedas, el término fue adoptado por la comunidad. La idea era ir más allá de una simple «billetera», para crear un poderoso administrador de entidades, billeteras y flujos de valor entre estas partes. Un «carrier» de IOTAs. De allí, la idea de «CarrIOTA«.

Los motivos y requisitos para crear CarrIOTA fueron varios:

1. Descontento general con la billetera IOTA «oficial» actual.
Comprendemos que la tecnología sigue siendo beta y que el equipo oficial está concentrando sus esfuerzos en la tecnología subyacente en lugar de perder tiempo en pulir el frente. Pero aun así, tuvimos la sensación de que podría hacerse mejor. Por ejemplo, administrar varias billeteras a la vez o tener «contactos frecuentes» para transacciones más fáciles y rápidas.

La velocidad de conexión lenta era otro problema, que podría resolverse si se ejecutase la billetera todo el tiempo en segundo plano (como un servicio). Los attachments a la Tangle también demoraban bastante. Teníamos claro que habría que buscar algo que, cuando los usuarios realizaran transacciones, haga todo en el fondo de forma transparente y sin tantas esperas.

2. Administración de múltiples wallets
Es muy importante poder administrar rápidamente varias billeteras y/o cuentas a la vez. Teníamos esta idea antes de que se anunciara la nueva billetera IOTA UCL. Estoy feliz de ver que no somos los únicos que ven esto como una característica vital.

Imaginen un futuro donde muchos de sus dispositivos tienen sus propias billeteras. O bien, una billetera central con múltiples cuentas para distintos destinos: «Billetera principal», «Ahorros», «Billetera compras online», etcétera. La idea de tener que ingresar una seed de 81 caracteres cada vez que queramos cambiar de billetera es, francamente, una pesadilla. Entonces, ¿no deberíamos poder iniciar sesión una sola vez y tener acceso a todas las billeteras?

3. Limitar el acceso a la billetera
Sin embargo, tener una única contraseña para administrar todas tus billeteras o cuentas, ¿no hace que el acceso sea menos seguro? La respuesta es, ¡claro que sí! Imaginemos que si alguien consigue nuestra contraseña, podría luego acceder a todas sus seeds y -por ende- a todos sus fondos. Entonces, ¿qué puede hacerse?

Una posible solución podría estar en tener un super usuario con acceso a todas las seeds y billeteras. Este usuario podría crear otros usuarios (o entidades) con acceso limitado a cada billetera. Es decir, los usuarios no tendrían acceso a las seeds y sólo podrían realizar una serie de operaciones limitadas por los permisos otorgados en cada caso.

4. Accesibilidad
La «billetera» debe ser accesible desde cualquier lugar, sin almacenar, memorizar o escribir seeds en dispositivos potencialmente inseguros. Queríamos poder tener acceso limitado a los fondos con una combinación de usuario/contraseña para una experiencia de usuario más rápida y segura.

5. Transacciones automáticas
Cuando comparamos cualquier billetera criptográfica con una cuenta bancaria o algo así como PayPal, esta es una de las cosas que falta y resulta de suma importancia para lograr adopción masiva. Las transacciones automáticas pueden dividirse en dos grupos:

  • Órdenes permanentes: son transacciones que se ejecutan periódicamente.
  • Débitos directos: son transacciones que se ejecutan a pedido de un tercero. Esto podría ser una tienda en línea para un pago más rápido o el seguro del automóvil cobrando la tarifa mensual.

6. Conversión más sencilla de y hacia IOTA
Una de las mayores barreras para IOTA en este momento es la dificultad para comprar las monedas. ¿No sería increíble si pudieras convertir IOTAs a USD / EUR con un clic del mouse directamente desde tu billetera?

7. Control total y seguridad absoluta
Teniendo en cuenta todo lo enunciado hasta aquí, el usuario debe poder tener cointrol absoluto del sistema. Nadie que no fuera el propietario debería poder acceder a las seeds.

Entonces, ¿qué es Carriota?

Dado los requisitos enumerados, se nos ocurrió una solución. Una aplicación que opera en su propio hardware y administrará sus billeteras. Se ejecuta como una aplicación independiente en su computadora o como un servicio 24/7 en su servidor doméstico. En ese caso, accede al administrador a través de su navegador.

Iniciamos sesión en la aplicación como usuario con cierto conjunto de derechos y permisos para un conjunto determinado de billeteras. Estos permisos están definidos por el propietario (super usuario). Cada usuario puede crear sus propias billeteras (si sus permisos lo permiten) y otorgar permisos a otros usuarios para ciertas acciones.

Imagen: Usuarios y entidades

Ciertas entidades no tienen acceso al administrador. No saben dónde se encuentra la aplicación ni cómo acceder a ella. Estas entidades operan a través de una API que se ejecuta sobre la Tangle. Así es como operan los débitos directos.

El servicio se puede ejecutar en cualquier computadora con Linux instalado. Actualmente estamos experimentando para hacerlo funcionar en una SBC (computadora de placa única) como Raspberry Pi. Esto permitiría que cualquiera conecte un dispositivo portátil a su modem hogareño, inserte su tarjeta de memoria SD CarrIOTA y este listo para operar.

Aquellos lo suficientemente paranoicos, podrían tener una toma de corriente en su caja fuerte y ejecutar el SBC desde allí, literalmente almacenando sus fondos de forma segura.

Usted decide cómo y desde dónde el administrador será accedido. Podría ser solo su computadora personal, su red local, una URL determinada que nadie conoce, excepto los usuarios que pueden iniciar sesión o un recurso accesible a través de una red privada virtual. Una aplicación móvil nativa no es nuestra primera prioridad en este momento, pero se podrá acceder al administrador a través de su navegador.

Conclusión

Entonces, ¿qué diablos es esto? La respuesta está en manos del lector. Claramente va más allá de una simple «billetera». Quizás podríamos pensarlo como un banco propio (somos propietarios y usuarios), combinado con un procesador de pagos en línea como PayPal (debido a que podríamos adherir determinados servicios a débito directo, tal como lo hacemos con nuestras cuentas bancarias hoy). La definición exacta de CarrIOTA es aún un trabajo en progreso.

Según lo pensamos, su uso trasciende el plano hogareño. La idea es crear un administrador poderoso con que las empresas tengan control total de un gran conjunto de dispositivos. Algo así como un «administrador de flota» para IoT.

Fuente: https://medium.com/deviota/carriota-announcement-86e9c35a1801
Traducción y adaptación: Carpincho Dem

Comentarios

comentarios