Hacia la descentralización total con IOTA 2.0

662

Esta es una actualización sobre la situación en la que nos encontramos para lograr nuestro objetivo final: la descentralización completa.

La exitosa finalización de la actualización de Chrysalis el mes pasado ha marcado un nuevo amanecer para IOTA. Después de más de un año de extenso desarrollo y el exitoso despliegue de la nueva red, la Fundación junto con su ecosistema están seguros de que la versión actual de IOTA que se ejecuta en producción en la red principal, es uno de los mejores protocolos base de la industria. No se ha dejado nada sin tocar. Todo el stack de software, incluyendo las implementaciones de ambos nodos (escritas en Go y Rust), todas las librerías y la billetera se han construido desde cero para reflejar la magnitud de los cambios introducidos en esta nueva actualización.

Pocos proyectos pueden presumir de haber reinventado y diseñado con éxito una arquitectura de protocolo completamente nueva. Es una tarea inmensamente compleja implementar y lanzar una nueva red con una revisión del stack de software que consiste en herramientas, bibliotecas, integraciones de terceros e incluso una nueva billetera. Además de eso, la actualización requirió que desplegáramos un puente seguro para transferir activos de la red IOTA anterior (ahora heredada) a la red Chrysalis de una manera descentralizada y trustless. Hasta ahora se han transferido casi 2.000 millones de dólares en tokens IOTA a través de nuestro puente de activos descentralizado entre las redes, guiado por un proceso intuitivo y totalmente automatizado dentro de la billetera Firefly.

Al observar todos los cambios aplicados, IOTA es hoy un proyecto completamente nuevo:

  • Un nuevo esquema de firma con direcciones reutilizables (EdDSA) y un hashing más rápido y seguro
  • Transacciones atómicas que han reducido el tamaño de las transacciones de 1,7kb a menos de 100 bytes
  • El cambio a UTXO para permitir la programación y la secuencia de comandos de las transacciones – y la preparación de la red para la eventual introducción de los activos digitales en la red principal de IOTA
  • Optimización siempre que sea posible, incluyendo el algoritmo de selección de tips, que conduce a tiempos de confirmación de menos de 10 segundos
  • Y mucho más

Todas estas mejoras introducidas con la actualización de Chrysalis han convertido a IOTA en un protocolo DLT de alto rendimiento y fácil de usar, con una huella energética mínima y sin fees por transacción. La actualización ofrece a nuestro ecosistema un potente conjunto de herramientas para construir dApps y modelos de negocio basados en IOTA, formando una base sólida para que podamos explorar nuevos ecosistemas, casos de uso y oportunidades.

Una de las razones más importantes -y menos obvias- por las que la actualización de Chrysalis era tan crucial es que ofrece al ecosistema IOTA una transición más suave hacia nuestro objetivo final: el lanzamiento de la red IOTA totalmente descentralizada – IOTA 2.0.

Desde el inicio del proyecto siempre ha sido nuestra intención descentralizar completamente IOTA y desplegar un protocolo de ledger distribuido que pueda escalar para apoyar la adopción generalizada. Con la actualización de Chrysalis completa, podemos echar un vistazo más de cerca al camino que tenemos por delante para alcanzar nuestro objetivo de descentralización total y la eliminación del coordinador.


Con pragmatismo hacia la solución más óptima

IOTA comenzó con la idea de que los Grafos Acíclicos Dirigidos (DAGs) son mejores que las arquitecturas tradicionales de Blockchain, y que un DAG (en nuestro caso, la Tangle) puede superar las limitaciones conocidas de las tecnologías Blockchain como la congestión de la red, la escalabilidad, las tasas de transacción, los mineros y el excesivo gasto de energía. IOTA nació para repensar la Blockchain en su totalidad y lograr la adopción masiva. En lugar de simplemente bifurcar la Blockchain de Bitcoin y cambiar algunos parámetros, estábamos convencidos de que IOTA sería la tecnología de ledger distribuido definitiva, y que merecía la pena nuestro tiempo, esfuerzo y dedicación para llevar esta tecnología al mercado.

El proyecto IOTA se fundó con principios pragmáticos, y un enfoque en la construcción e iteración rápida para lograr una (eventual) solución optimizada y probada. Hoy en día, todos los proyectos de Blockchain siguen teniendo defectos significativos que tendrán que ser resueltos antes de que se pueda lograr una verdadera adopción generalizada. Muchos de estos problemas están profundamente anclados en la arquitectura subyacente de Blockchain, lo que significa que residirán en el núcleo del protocolo para siempre. Esta es la razón por la que muchas soluciones nuevas e innovadoras son empujadas a la Capa 2 en un intento de superar las limitaciones de escalabilidad y tarifas de la Capa 1.

Este enfoque pragmático fue la razón por la que decidimos lanzar inicialmente la red IOTA con un Coordinador (un nodo especial en la red que la protege contra los ataques y asiste en la confirmación de las transacciones). Esas ruedas de entrenamiento fueron cruciales para que el proyecto despegara y nos permitiera seguir innovando en el concepto Tangle y en la plena descentralización de la red IOTA. Mientras que otras redes se mueven gradualmente hacia la centralización (oligopolios mineros y grupos de interés), IOTA se está moviendo hacia su plena descentralización con cada nodo de la red contribuyendo directamente al consenso y la seguridad de IOTA.

Con el lanzamiento de la actualización de Chrysalis, la última mejora importante que queda en IOTA es la eliminación del Coordinador. La eliminación del Coordinador convertirá a IOTA en uno de los libros de contabilidad distribuidos más descentralizados, más seguros y más escalables, a la vez que completamente sin sentimientos.

La red de prueba incentivada pretende acelerar tanto la adopción de IOTA 2.0 como el éxito de la eliminación del coordinador. Combinar la participación en la red pública con ciertos incentivos ayudará a acelerar la eliminación de errores y a probar la solución IOTA 2.0. Después de examinar cuidadosamente las diversas opciones para crear la red de prueba incentivada, nuestro equipo decidió adoptar un enfoque alternativo para acelerar el lanzamiento de IOTA 2.0. Actualmente estamos preparando este plan y lo compartiremos con la comunidad una vez que esté listo.

La Fundación IOTA no puede esperar a entrar en esta siguiente fase en nuestro camino hacia la plena descentralización. La IOTA 2.0 DevNet empoderará a nuestra comunidad para empezar a construir el futuro de las dApps ya hoy, y mostrará a nuestros críticos una prueba innegable de que IOTA 2.0 es un tren imparable que ya ha salido de la estación

Esta solución es IOTA 2.0, diseñada a lo largo de más de 4 años de investigación, estrechas colaboraciones con las principales universidades y expertos, docenas de artículos de investigación revisados por pares y meses de desarrollo y pruebas junto con nuestra comunidad.

El camino hacia IOTA 2.0 (y Coordicide)

La fase más emocionante, pero también la más difícil, de la construcción de IOTA 2.0 es la transición de la investigación a la ingeniería. Es un reto implementar una nueva e innovadora solución DLT en código, uniendo los distintos componentes para construir una red de consenso funcional y segura. Para cerrar esta brecha, nuestro equipo construyó el nodo GoShimmer, una implementación de IOTA 2.0 impulsada por la investigación para validar los conceptos de investigación y permitir a la comunidad participar en el desarrollo de IOTA 2.0.


Hace casi un año desplegamos oficialmente la red Pollen, la primera de tres fases que nos llevarán al Coordicide. Nuestra publicación de entonces explicaba cómo llegaríamos a la eliminación de la Coordinator en tres etapas: Pollen, Nectar y, finalmente, Honey. La red Pollen ha demostrado ser un gran éxito para validar, analizar y mejorar la solución IOTA 2.0. Sin embargo, nos dimos cuenta de que podríamos haber creado problemas innecesarios con nuestra alegoría de nomenclatura y que hemos establecido erróneamente las expectativas de que el camino hacia IOTA 2.0 es un proceso claro de tres pasos.

Aunque Pollen, Nectar y Honey son grandes nombres de producto, hemos aprendido que los nombres sencillos de entender reflejan mejor el ciclo de desarrollo, que consiste en la validación continua, el despliegue, las pruebas y la puesta en marcha. Teniendo esto en cuenta, avanzaremos en la simplificación de nuestra terminología, incluidos los futuros lanzamientos de software.

La próxima versión de la red se llamará IOTA 2.0 DevNet (Red de Desarrollo). Esta red servirá como prueba clara a la comunidad de criptomonedas de que una versión totalmente descentralizada de IOTA es posible, y que es superior a las tecnologías Blockchain existentes. Aunque se basa en un prototipo de investigación, IOTA 2.0 DevNet será la primera red totalmente funcional que contenga los principales componentes de IOTA 2.0:

  • Fast Probabilistic Concensus (FPC) y peso de aprobación
  • Estado del ledger basado en realidades paralelas
  • Control de congestión
  • Access y Consensus Mana
  • Nodo GoShimmer totalmente funcional
  • Emocionantes nuevas características como activos digitales, alias, diferentes Outputs Types y contratos inteligentes (en próximas versiones)

El equipo trabajará para añadir gradualmente características adicionales a la red tras el lanzamiento oficial:

  • Reorganización si la percepción local de un nodo difiere de la mayoría de cMana
  • Votación en timestamps
  • Rate Control (es decir, adaptivePoW) y snapshots locales
  • Selección del comité dRNG basada en el consenso de Mana

Como sugiere el nombre de la red, su objetivo principal es servir de red de desarrollo. Esto ayudará a nuestro equipo a iterar y desarrollar más rápido, construyendo una versión más optimizada del protocolo, pero también permitiendo a nuestro ecosistema comenzar a desarrollar dApps con características aún no presentes en la red principal de IOTA (incluyendo Activos Digitales, NFTs y Contratos Inteligentes).

La novedad de la versión IOTA 2.0 DevNet es que los activos de la red serán por primera vez persistentes. Esto significa que el estado del ledger y los saldos de los tokens se mantendrán incluso después de las actualizaciones de la red (Aclaración: esto es todavía una red de prueba, por lo que no hay garantías absolutas).

Tener IOTA 2.0 DevNet en un estado cercano a la versión final de IOTA 2.0 permite a nuestro ecosistema empezar a experimentar y construir en IOTA 2.0 ahora antes de la actualización oficial de la red principal. Nuestro objetivo es hacer que la transición a IOTA 2.0 sea lo más fluida posible, y empezar ya a construir el ecosistema, incluyendo nuevas dApps, Mana Marketplaces e Integraciones de billeteras con el lanzamiento de la IOTA 2.0 DevNet. No hace falta decir que estamos muy emocionados por ver lo que nuestra comunidad construirá en la nueva red.

Tras el lanzamiento de IOTA 2.0 DevNet, nuestro equipo seguirá trabajando en más optimizaciones y mejoras del protocolo y su implementación. Además, comenzaremos a reimplementar los componentes de GoShimmer en un software listo para la producción en Go y Rust (al igual que hicimos con Chrysalis en, por ejemplo, Hornet, Bee y Firefly). Este es un paso importante para avanzar hacia la testnet totalmente incentivada, y la eliminación del coordinador en la mainnet de IOTA.


Traducción del post: Towards Full Decentralization with IOTA 2.0

Comentarios

comentarios

pasarela de pagos con criptomonedas