Fetch.ai y la Fundación IOTA colaboran para ofrecer agentes económicos autónomos en la Tangle

88

Fetch.ai y la Fundación IOTA se unen para ofrecer agentes económicos autónomos (AEA) en la Tangle.

Desde el lanzamiento de la actualización de Chrysalis y el lanzamiento de la IOTA 2.0 DevNet, la Tangle está disponible como una capa base fiable y lista para la producción para toda una serie de socios industriales.

Uno de estos socios es Fetch.ai, un laboratorio de inteligencia artificial (IA) con sede en Cambridge que utiliza agentes económicos autónomos para procesar diversa información a través de aplicaciones basadas en la IA para obtener soluciones de datos inteligentes e innovadoras.

Qué son los AEA

Los agentes económicos autónomos son un conjunto de reglas que pueden actuar sin la constante interferencia de su propietario. El objetivo de un AEA es generar valor económico para su propietario o iniciador.

Uno de los innumerables entornos posibles podría ser un mercado financiero tradicional en el que el propietario da instrucciones a su AEA para que actúe en su nombre, por ejemplo, para comerciar con materias primas en función de un determinado umbral de precios. En términos simplificados: vender caro y comprar barato. Otras aplicaciones son el comercio de datos, la movilidad, la ecología o las soluciones para la cadena de suministro.

Las AEAs no son inteligencia artificial en general, ni APIs, ni contratos inteligentes, sino que siguen reglas estrechas de forma autónoma sin necesidad de instrucciones constantes. Los AEAs son impulsados por el token FET y pueden ser construidos y desplegados a través de herramientas de código abierto proporcionadas por Fetch.ai, permitiendo a cualquiera crear un agente autónomo en su blockchain y, en el futuro, en la Tangle.

¿Cómo funciona?

Al conectar los agentes autónomos del ecosistema Fetch.ai a las instancias de IOTA Streams, los datos de menor resolución pueden ser compartidos y recuperados del Tangle de forma automatizada y sin fees, permitiendo a los agentes económicos y a los contratos inteligentes actuar basándose en datos seguros casi en tiempo real.

 

Los editores y lectores podrán verificar fácilmente la fuente de los datos con los que se está interactuando, así como gestionar las políticas de acceso a esos datos a través de los agentes autónomos que interactúan entre sí. Esto puede utilizarse para generar complejos motores de agentes interconectados que operen conjuntamente con una base de datos distribuidos verificables, anclados de forma segura en el Tangle.

Este marco es un conjunto de herramientas de apoyo que beneficia a

  • Datos científicos
  • Economistas
  • Investigadores (inteligencia artificial, aprendizaje automático, sistemas multiagente)
  • Ingenieros
  • Expertos en aprendizaje automático
  • Desarrolladores independientes
  • Estudiantes y académicos
  • Conocedores y entusiastas de las criptomonedas
  • Desarrolladores web
  • Comerciantes

Los productores de datos obtienen un control detallado sobre quién puede acceder a los datos que producen, ya sea desde un dispositivo móvil, un sensor IoT del entorno, un vehículo conectado o una solución IoT industrial. Además, a la luz de las normativas centradas en los datos y la privacidad, como el GDPR, esta asociación pretende establecer una infraestructura que preserve la privacidad.

Prueba de concepto

El equipo de desarrollo de Fetch.ai está trabajando en una prueba de concepto utilizando el enlace IOTA Streams C y el framework de AEA para construir una aplicación basada en canales para compartir datos de forma segura.

Humayun Sheikh, Director General de Fetch.ai:

IOTA es un excelente compañero para nuestros agentes automatizados debido a la ausencia de tasas requeridas para generar y publicar transacciones de datos, así como el ancho de banda disponible para la generación de datos. En la mayoría de las DLT hay un coste asociado con el envío y la verificación de los datos que a menudo se transmite al usuario final, y las blockchains tradicionales tienen limitaciones inherentes a la cantidad de datos que pueden ser distribuidos y verificados en un período de tiempo determinado. IOTA es más escalable y no TIENE LOS FEES como barrera de entrada, lo que permite enviar cargas útiles de mensajes más pequeñas con mayor frecuencia en lugar de cargar los datos a granel. Esto significa que los agentes pueden desplegar, publicar y leer datos de cualquier tamaño arbitrario en cualquier momento sin incurrir en costes adicionales.

Holger Koether, Director de Gestión de Socios de la Fundación IOTA:

Estamos permitiendo que los productores de datos tomen el control sobre quién puede acceder a los datos que producen, ya sea desde un dispositivo móvil, un sensor IoT, un vehículo conectado, una solución de IoT industrial y una gran cantidad de casos de uso centrados en el IoT. Con esta asociación, esperamos que las comunidades Fetch e IOTA amplíen la funcionalidad de lo que los dispositivos pueden hacer de forma autónoma en las redes distribuidas.

 

Comentarios

comentarios

pasarela de pagos con criptomonedas