EBSI – Construyendo una tecnología de ledger distribuido para Europa

392

La Fundación IOTA es uno de los siete contratistas seleccionados para diseñar soluciones DLT innovadoras que permitan servicios blockchain europeos más exigentes.

TL;DR:
La Fundación IOTA ha sido seleccionada como uno de los 7 proyectos de entre más de 30 solicitudes, para participar en la primera fase del proceso de contratación pre-comercial de blockchain de la UE. El objetivo es diseñar nuevas soluciones DLT para mejorar la escalabilidad, la eficiencia energética y la seguridad de EBSI, una red de nodos blockchain en toda Europa. Si es seleccionada para la siguiente fase, IOTA podría ser una de las tecnologías que se desarrollarán y probarán con los servicios centrales europeos.

¿Qué es EBSI?

La digitalización de los servicios públicos en toda la Unión Europea ha dado un salto sustancial con EBSI, la Infraestructura Europea de Servicios de Blockchain, que quiere ser una blockchain para Europa. La Fundación IOTA -la organización sin ánimo de lucro que está detrás de Tangle, una tecnología de ledger distribuido (DLT) de código abierto, escalable, sin fees y sin permisos- está participando en la contratación precomercial de la blockchain de la UE que está probando nuevas soluciones que podrían ayudar a mejorar las futuras evoluciones de la EBSI.

Iniciada en 2019 por la Asociación Europea de Blockchain, la Infraestructura Europea de Servicios de Blockchain (EBSI) tiene como objetivo desarrollar una red de nodos en toda Europa para apoyar los servicios transfronterizos entre gobiernos, empresas y ciudadanos (es decir, la administración pública). La idea es mejorar la eficiencia y la confianza de las transacciones en toda la UE, aumentar la movilidad de los ciudadanos, las empresas y los bienes, reducir el impacto medioambiental de Europa, de forma que se respete el cumplimiento de la normativa de la UE, y fomentar el crecimiento de los centros y proyectos tecnológicos.

Los nodos de la red son gestionados a nivel europeo por la Comisión Europea, y a nivel nacional por los países miembros de la Asociación Europea de Blockchain. Los casos de uso previstos van desde la gestión digital de credenciales educativas, el establecimiento de pistas de auditoría digitales de confianza y la trazabilidad de documentos, la financiación de las PYME, el intercambio de datos entre autoridades y la identificación digital. Lea más sobre la versión actual de EBSI y sus casos de uso aquí.

Para futuras evoluciones de EBSI, se ha llevado a cabo un exhaustivo proceso de contratación precomercial para encontrar nuevas soluciones basadas en DLT para servicios de blockchain transfronterizos más escalables, de gran velocidad y volumen. El objetivo es que este tipo de soluciones novedosas puedan aportar a la futura evolución de la EBSI nuevas capacidades para mejorar la velocidad, el volumen de las transacciones, la sostenibilidad ambiental, la escalabilidad y la seguridad.

Proceso de licitación

La Fundación IOTA, junto con su socio subcontratado Software AG, participó en el proceso de licitación para la contratación pre comercial, anunciada en noviembre de 2020. La contratación financia a actores innovadores en el mercado de blockchain/DLT para investigar y desarrollar nuevas tecnologías y soluciones para la infraestructura central y de aplicaciones de la EBSI mejorada. Se liberan alrededor de 6,2 millones de euros en fases a lo largo de la duración de la contratación pre comercial, y se espera que los solicitantes que completen todas las fases reciban una media de 1,6 millones de euros por sus servicios.

La contratación pre comercial, que se desarrolla en distintas fases a lo largo de casi dos años, adjudica contratos a partes que compiten para desarrollar innovaciones específicas y adaptarlas cuando sea necesario con el fin de satisfacer los requisitos técnicos establecidos por la UE. El proceso de contratación pre comercial seleccionará las soluciones que ofrezcan la mejor relación calidad-precio y cumplan mejor los requisitos del proyecto.

De las más de 30 solicitudes presentadas al proceso de licitación, se han seleccionado siete proyectos para la primera fase de diseño del proceso de contratación pre comercial, entre ellos la Fundación IOTA. Transcurridos tres meses, se espera que unos cuatro de los siete proyectos sean seleccionados para la segunda fase, que durará seis meses; es en esta fase donde se crearán prototipos de nuevas tecnologías y aplicaciones con los conjuntos de datos y herramientas adecuados. Después se elegirán unos dos proyectos para la fase final, de 12 meses de duración, en la que se pondrán a prueba las capacidades de la infraestructura y las aplicaciones recién desarrolladas (por ejemplo, pasaporte digital de productos, casos de gestión de derechos de propiedad intelectual).

¿Por qué IOTA?

IOTA es la tecnología ideal para construir la infraestructura masiva planeada por EBSI y apoyar la visión de las transacciones seguras basadas en un ledger para un mercado único digital de la UE. En particular, la tecnología IOTA responde a los objetivos declarados por EBSI de ser escalable, abierta, descentralizada e interoperable. No tiene permisos por naturaleza, pero puede admitir entornos con permisos (utilizando la plataforma de Contratos Inteligentes de IOTA), y puede conceder permisos a los recursos y controlar la distribución de datos para cumplir con la normativa de la UE en materia de intercambio de datos. La red tiene que soportar un alto rendimiento y un gran número de nodos, y cada Estado miembro debe ser capaz de ejecutar su propio código o conjunto de nodos. Como ledger distribuido abierto, sin fees y escalable, diseñado para soportar la transferencia de datos y valores sin fricciones, IOTA cumple estos requisitos.

La Tangle – la respuesta de IOTA a la Blockchain – es intrínsecamente escalable, descentralizado y construido sobre un software abierto. La naturaleza sin fees de IOTA también hace posible los micropagos y abre la red a un público potencial más amplio. Cualquiera puede permitirse utilizarla, mientras que el coste de las transacciones en otras blockchains hace que la transferencia de valores pequeños (por ejemplo, el coste de sellar un solo documento) sea prohibitiva.

Las credenciales ecológicas de IOTA -el hecho de que no haya mineros trabajando en la prueba de trabajo significa que se gasta mucha menos energía en comparación con otras blockchains- es otro factor que impulsa la escalabilidad, y complementa el Acuerdo Verde Europeo, el objetivo general de la UE de hacer que Europa sea climáticamente neutral en 2050. IOTA también pretende apoyar la fragmentación de datos, por lo que sólo una parte de la red gestiona las transacciones.

La Fundación IOTA ofrece su tecnología básica avanzada y la combina con las soluciones adicionales necesarias para su integración en la infraestructura de la EBSI. Entre ellas se encuentran la interoperabilidad de segunda capa y el aprovisionamiento de tercera capa. Para esto último, la Fundación IOTA ha unido fuerzas con Software AG, que se encargará de la integración del sistema durante las fases de adquisición, el futuro aprovisionamiento y la posible explotación de los servicios asociados.

Próximos pasos

La Fundación IOTA está dispuesta a asumir el reto de crear una infraestructura DLT para el mercado único europeo. El potencial para extender la infraestructura a estados fuera de los 27 estados miembros es también una motivación emocionante para la Fundación.

 


Post original: EBSI – Building a Distributed Ledger Technology for Europe

Comentarios

comentarios

pasarela de pagos con criptomonedas