Browse By

La Tecnología de IOTA en una Billetera Smart para Jaguar Land Rover

Read in english

En lo que va de año una de las cosas más significativas que encontramos en el top de las noticias sobre IOTA, es el gran trabajo que está realizando el equipo de investigación de la Fundación IOTA para que pronto se haga realidad el momento en que el Coordinador deje de existir en la red de la IOTA.

Pero también, recientemente otra gran noticia que podría ser colocada en el ranking en el TOP 10 de las mejores noticias sobre IOTA del 2019, nos hizo abrir los ojos bien grandes: La Fundación IOTA anunció su asociación con Jaguar Land Rover. La renombrada marca de automóviles de Londinense integrará una «Smart Wallet»  (cartera inteligente) con la tecnología de IOTA Tangle en sus vehículos y la cual podrá ser usada entre otras cosas, para la transferencia de datos, la recopilación de estos y la transferencia de valor.

Es evidente que cada día se añaden nuevas integraciones inteligentes a diferentes dispositivos cotidianos.
No es para menos, si escuchamos las estadísticas, se analiza que para el año 2025 tendremos aproximadamente 100 mil millones de dispositivos conectados entre sí. Debemos pensar que esos cambios o integraciones están ocurriendo en este mismo momento y que pronto comenzaremos a vivir nuestra vida diaria como las películas futuristas que vimos cuando éramos niños ( Faltará mucho más tiempo para volar como Marty McFly y el Dr. Emmett Brown?).

La Internet de las Cosas está considerada en el sector automotriz como una de las grandes mejoras que aportará a esta industria un lado más amigable con el medio ambiente, también autonomía y seguridad en las carreteras.

¿De qué se trata este proyecto?

Un equipo del departamento de I+D (Investigación y Desarrollo) de Jaguar Land Rover está trabajando en una Smart Wallet (cartera inteligente) en sus instalaciones de Shannon, Irlanda. Esta permitirá realizar transacciones de valor, así como la recopilación e intercambio de datos. La Smart Wallet  también permitirá enviar pequeños mensajes e incluso archivos.
Pero no solo esto, si no que además los conductores tendrán la oportunidad de ganar dinero por subir estos datos recogidos y vendiendolos a la entidad que elijas.

Por ejemplo, puede enviar datos sobre el estado de las carreteras y alertar a las organizaciones apropiadas para que las reparen si es necesario. De esta manera se pueden mantener las carreteras de forma óptima evitando accidentes e incluso consiguiendo que los coches eviten roturas. Puede recopilar información sobre el tráfico, cargarla en la red mientras viaja y compartirla con otros conductores, y así evitar la congestión del tráfico o trazar una nueva ruta para optimizar su viaje. Estos datos podrían venderse para obtener dinero a cambio de información compartida. Estos ingresos podrían ser utilizados para pagar cargos de electricidad, peajes o estacionamiento.

¿Cómo se logra todo esto?

Desde que empezamos a vislumbrar el gran potencial de IOTA, nos imaginamos este tipo de proyectos sucediendo como parte de nuestra vida diaria. La descentralización que permite IOTA es esencial en una economía de máquina a máquina. Este enfoque del uso de los datos no sólo nos permitiría redefinir el concepto de valor de los datos, sino también controlar su uso por parte de terceros, con los que optaríamos por compartirlos y/o venderlos.

Proyectos anteriores como la integración de una billetera para realizar pagos entre la estación de carga y el coche ya nos entusiasmaban al ver que fácil y dinámico esta accion entre máquinas era realizada. Todo esto es posible gracias a la particular tecnología de IOTA/Tangle la cual posee una estructura que le permite intercambiar valores o datos de forma segura y sin comisiones. La arquitectura de su diseño permite realizar microtransacciones entre máquinas y soporta un gran número de transacciones en la red debido a su escalabilidad.

El ejemplo del Jaguar Lan Rover es sólo el comienzo de todos los usos en los que vamos a poder ver el funcionamiento de IOTA. Poder intercambiar información en tiempo real sobre el estado y el rendimiento del vehículo con fabricantes o concesionarios de automóviles y obtener recompensas por compartir estos datos se comienza a volver realidad con este nuevo concepto «Data is the new oi» (Los datos son el nuevo petróleo). De esta manera, una de las ventajas de usar la tecnología de IOTA será  la optimización de procesos, pasando por el uso de dispositivos interconectados y la generación de información para la empresa, permitirá una mejor gestión de todo el proceso de producción y comercialización.

Así es como IOTA será elegido para ser el estándar para futuras transacciones e intercambio de datos. El sector de la Movilidad y la Automoción se transformará con la adopción de esta revolucionaria tecnología.

Comentarios

comentarios