Browse By

IOTA y la teoría de las unidades mínimas

Tiempo de lectura: 5 minutos

Presentación del escenario

Sabemos que existe una gran cantidad de IOTAS disponibles en el mercado y que la unidad mínima es de 1 Iota. Esta es una gran diferencia que tenemos con Bitcoin: 1 Iota es indivisible, no admite fraccionamiento con lo cual se trata de la denominación más baja. Pensemoslo en términos de moneda: 1 Iota sería hoy el extinto 1 centavo de Peso Argentino (ARS, en adelante).

Según entiendo, la cantidad de moneda circulante y el hecho de conocer la unidad mínima, nos permite realizar proyecciones acerca de posibles valores a futuro. Pero, ¿De qué manera? En principio, recordemos que IOTA tiene como finalidad la de permitir micropagos. Por esto, ha sido diseñada con un mecanismo que prescinde de la minería tercerizada y pone el trabajo de POW (Proof of work) en manos de los mismos clientes y, en el futuro, de las máquinas que interactuarán entre sí.

Dicho todo esto, a pesar de que las criptomonedas son un nuevo mundo que viene a revolucionar el campo monetario, el sistema a través del cual le asignamos valor a las cosas/servicios no se modificará: determinado esfuerzo en un intervalo de tiempo, tendrán un valor a convenir.

Debido a que nuestra economía no concibe valores menores a las unidades mínimas (no son corrientes productos o servicios con un valor expresado en término de menos de 0.01 ARS), podríamos plantear la necesidad de una equivalencia entre la unidad mínima monetaria de ARS existente y la unidad mínima de IOTA.

Es decir que 1 IOTA = 1 centavo de ARS.

Esto, que puede parecer arbitrario, tiene bastante sentido si pensamos que no podemos dejar importes a operar sin cobertura de moneda. Si por ejemplo, 1 Iota = 0.05 ARS, entonces no tendríamos modo de imputar cobros/pagos por debajo de ese rango, para el que en la actualidad existe moneda y que, por ende, posee escenarios de uso práctico.

La hipótesis de las unidades mínimas

Es así que llegamos a lo que denomino hipótesis de las unidades mínimas: la unidad mínima de una criptomoneda que pretende reemplazar a la moneda de papel debería ser equivalente a la unidad mínima del dinero impreso. De este modo, el sistema de valores se mantiene cambiando el método de pagos.

Aceptando la Hipótesis de las unidades mínimas, proyectemos posibles valores:

1 Iota = 1 centavo de ARS
100 Iotas = 1 ARS (0.055 USD)
1000 Iotas = 10 ARS (0.55 USD)
100.000 Iotas = 1000 ARS (55 USD)
1.000.000 Iotas = 10.000 ARS (555 USD)

De esto se concluye que, en una economía en que el Iota reemplazara totalmente al ARS, a cotización ARS/USD del hoy, 1 Miota = 555 USD, lo cual nos deja con un Market Cap de IOTA de 1200 trillones de USD.

Conclusión y aclaraciones

Si bien soy consciente de que la hipotesis de unidades mínimas arroja resultados que, al menos hoy, parecen inverosímiles, entiendo que el marco teórico empleado es válido. Muchos podrán señalar que 1 Iota podría valer 0.005 ARS o inclusive menos. Si bien estas apreciaciones son especulativamente válidas, me limitaré a recordar que en la actualidad no existe moneda por esos importes. Colocar el valor de 1 Iota por debajo de la moneda con denominación más baja existente, supone un rechazo del marco teórico aquí empleado que enuncia que existe una razón por la cual no se imprime dinero de papel con valores inferiores a determinados montos. Esta razón sería, como puede intuirse, que no hay casos de uso para esos importes.

Hoy, 1 Iota vale 0,00000037 USD y claramente está subvalorado. Si realmente creemos que esta tecnología será el vehículo de los micropagos para la M2M y el IOT a nivel mundial, la moneda debe subir necesariamente debido a que con los $1.047.813.428 USD circulantes al valor actual sería imposible abarcar la cantidad de transacciones que supondría la adopción y uso masivo de IOTA.

Invito a los lectores que no comparten esta teoría de valor, a dejar comentarios con el monto que creen que podría llegar a tener 1 Iota en el futuro.

Autor: Carpincho Dem

Comentarios

comentarios